La moda bohemia nación en París de la mano de artistas, intelectuales y escritores que no dudaron en inspirarse en el estilo de los gitanos nómadas que venían de la región de Bohemia, al este de Europa, de ahí el nombre de estilo bohemio.
A mediados del siglo XIX los románticos retomaron el testigo y, en los sesenta, con la guerra de Vietnam como detonante, el movimiento hippie terminó completando un estilo que llega hasta nuestros días.

¿Cómo conseguir un look Boho?

  1. Apuesta por toques rústicos y artesanos con piezas de hilo, tejido vaquero o crochet. El patchwork y los flecos también son grandes aliados en la moda boho chic.
  2. Cortes fluidos y largos aportan movimiento al espíritu libre del look boho siempre son una buena opción. Faldas, vestidos, guardapolvos, blusones y kimonos son prendas clave.
  3. En cuanto a color, en la paleta encontramos desde cafés y marrones, hasta el azul índigo.
  4. Los accesorios dejan de complementar y pasan a ser pieza clave: sombreros, bolsos, botas cowboy… Cuanto más exótica y auténtica la prenda, mejor, así que haz sitio en la maleta y aprovecha tus viajes para hacer fondo de armario.
  5. Prendas con toques campesino, medieval o gypsy son perfectas. Hablamos de faldas, pareos thai, chaquetas vintage de uniformes e incluso ponchos, que combinadas con prendas básicas, nos regalarán looks espectaculares.